Rector de la UABJO pide más dinero, pero no rinde cuentas   - Crónica de Oaxaca

Rector de la UABJO pide más dinero, pero no rinde cuentas  

Por: Gildardo Mota

*Pagan a profesores 43 pesos la hora de clase y funcionarios universitarios cobran sueldos superiores a los 40 mil pesos mensuales.

Oaxaca.- Sin esclarecer el destino de los casi mil millones de pesos que comprenden el presupuesto anual de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca, su rector Eduardo Martínez Bautista solicitó al Gobernador, Alejandro Murat Hinojosa, una ampliación de 250 millones de pesos, cuya petición ha despertado suspicacias entre la comunidad universitaria.

Y es que el Rector de la UABJO actúa con opacidad en cuanto al tema financiero se refiere, pide mucho y ofrece poco, su falta de transparencia hace dudar en su comportamiento, pues algunas voces universitarias citaron que esta Casa de Estudios presenta cada año registros superiores a los 200 millones de pesos por concepto de ingresos propios en cada Escuela y Facultad.

Por citar un indicador, durante el Rectorado de Francisco Martínez Neri se realizó la mayor cantidad de obra pública en la UABJO, esto tan sólo con un presupuesto anual de casi 400 millones de pesos, y con una matrícula de 26 mil estudiantes; hoy, la Universidad de Oaxaca percibe un presupuesto anual de casi mil millones de pesos, con la única diferencia que su comunidad disminuyó a 22 mil universitarios y no existe obra pública.

Si la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca pagara en 150 pesos la hora clase a cada trabajador académico al mes se estarían destinando para el pago de nómina 25 millones de pesos, lo que al año representarían 300 millones, es decir, ni siquiera el 35% del presupuesto de la UABJO se estaría destinando para el pago de profesores, esto en el supuesto que se les concediera un salario digno, sin embargo, actualmente se les paga la hora clase en 43 pesos.

En contraste con lo antes expuesto, los funcionarios de la Universidad de Oaxaca perciben sueldos mensuales que superan los 40 mil pesos, en tanto que el Rector estaría registrando un ingreso mensual de al menos 90 mil pesos, esto tomando como referencia el sueldo que en su momento se asignó el entonces Rector, Rafael Torres Valdés.
A lo anterior habría que agregar el sistema de lavado de dinero que opera en la UABJO, el tráfico de plazas laborales, venta de calificaciones y de espacios para comercios, nóminas confidenciales en donde cobran porros, convenios discrecionales con proveedores, apoyos económicos vitalicios para ex rectores y ex funcionarios universitarios, recontrataciones discrecionales y el ingreso extraordinario que registran Escuelas y Facultades en cada ciclo escolar, etc.
Por lo anterior, algunos actores universitarios se interrogan: ¿Para qué quiere más dinero el Rector de la UABJO?. ¿Por qué no esclarece el destino del actual presupuesto?. ¿Por qué no transparenta su administración mediante auditorías externas y cuyos resultados se den a conocer a la comunidad universitaria y a la sociedad de Oaxaca?. ¿Por qué no empieza por depurar las nóminas y expulsar a familias que han hecho daño a la Universidad de Oaxaca, como el caso de Abraham Martínez Alavés?.

Related posts

*

*

Top