Emiliano es sordo y fue rechazado para integrarse en un instituto educativo

* Oaxaca ocupa el puesto número 30 en detección de sordera a través del tamiz auditivo; En la Mixteca, el 8.4 % de menores de 14 años de edad, tiene alguna discapacidad.

SANTIAGO JUXTLAHUACA, OAX.- Emiliano Agustín tiene 6 años, fue diagnosticado de Hipoacusia Neurosensorial Profunda Bilateral, es decir de sordera, usa un implante coclear para poder llevar una vida ordinaria. Sin embargo, por su condición se ha enfrentado al rechazo de muchas personas, principalmente de instituciones educativas. 

El pequeño es usuario del implante coclear, desde hace 3 años. Antes del uso del aparato, fueron semanas largas en clínicas y hospitales, estudio tras estudio, porque los médicos no podían identificar su discapacidad, narra Citlali Guzmán Ramos, madre de Emiliano.

“Ha sido un largo camino, para Emiliano, hemos pasado días en hospitales, viajamos hasta la ciudad de México para poder acceder a un especialista porque acá no hay. Y pese que, los exámenes han sido en hospitales públicos, todo implica gastos económicos”, explicó Citlali.

Otro de los desafíos para Citlali con su pequeño hijo, han sido la integración de Emilio a una institución educativa, pues, las instituciones públicas carecen de programas e iniciativas de integración a personas con discapacidad.

Emiliano no lo quisieron aceptar en la guardería porque no oía ni hablaba: “Cuando lo quise meter al preescolar público, ningún kínder público me lo acepto. Hicimos un esfuerzo de inscribirlo a una institución privada, por qué él debe de acceder a una educación igual que los demás niños de su edad”, detalló.

El estado de Oaxaca ocupa el puesto número 30 en casos de sordera detectados a través del tamiz auditivo, según estadísticas del Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR) de la Secretaria de Salud, en la cobertura 2019.

En la Mixteca, al menos el 8.4 por ciento de los menores de edad que va de recién nacidos a niños de 14 años, tienen alguna discapacidad, es decir un total de 3 mil 141 infantes de esa edad poseen alguna discapacidad, indica el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Del total de este porcentaje, al menos el 29.9 por ciento, tiene problemas de audición, aun usando algún aparato auditivo.

La sordera es la segunda discapacidad después de las personas que no pueden caminar, correr o brincar, señalan los datos del censo 2020 de Población y Vivienda del INEGI.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), 466 millones de personas padecen pérdida de audición incapacitante y 34 millones de ellas son niños y niñas. En México existen entre ocho y diez millones de personas con algún grado de sordera.

Para concientizar a la población respecto a los padecimientos auditivos con el objetivo de prevenirlos o tratarlos oportunamente cuando sea el caso, el Congreso de la Unión declaró la última semana de febrero de cada año como la “Semana Nacional de la Salud Auditiva”.

Pese a esta medida y con decreto oficial del gobierno federal, el personal del Hospital Mexicano del Seguro Social (IMSS)-Oportunidades de régimen ordinario de Santiago Juxtlahuaca, desconocía en su totalidad sobre la “Semana Nacional de la Salud Auditiva”. Siendo el único instituto de salud que existe en la cabecera municipal.

“Creo que hace falta mucha información sobre este padecimiento, y principalmente la falta de acceso a la salud, a una educación inclusiva, pero sobre todo equitativa para nuestros hijos sordos”, resaltó Citlali Guzmán Ramos.

Related posts

*

*

14 + 6 =

Top