“Lo que pasamos en casa no tiene nada que ver con lo que pasa en mis novelas. Somos privilegiados”: Almudena Grandes 

*La escritora y autora de La madre de Frankenstein platicó con lectores desde Instagram desde las cuentas @planetadelibros y @tusquetseditores
Ernestina Gaitán Cruz
La escritora española Almudena Grandes se encuentra confinada en su casa, como la mayoría de las personas en el mundo por la pandemia de Covid-19, pero pidió no quejarnos demasiado por esta situación. “Quejarnos por estar en casa es menospreciar a los que de verdad sufren”.
En una charla con sus lectores vía Instagram desde las cuentas @planetadelibros y @tusquetseditores, respondió a la pregunta de si lo que vive el mundo con la pandemia del coronavirus se parecía en algo a lo que ha contado en sus novelas, básicamente las cinco recientes dedicadas a la Época del Franquismo. Respondió que no.
En la plática para hablar de su reciente libro “La madre de Frankenstein” (Alfaguara) comentó que “Lo que pasamos en casa no tiene nada que ver con lo que pasa en mis novelas. Somos privilegiados”.
Y refirió la emoción que le causó un slogan italiano en que se dice: “A nuestros abuelos les pidieron que fueran a la guerra. A nosotros solo nos piden que nos quedemos en casa. Solo estamos confinados. No debemos quejarnos demasiado. Afuera no hay bombardeos”.

Sus lectores quisieron saber qué libros ha leído en la cuarentena. Luego de señalar que lee muy rápido -un libro en dos días-, enlistó “No te rindas” de Harlan Coben, “Pequeñas mujeres rojas”, de Marta Sanz, “Para que no vuelvas hoy” de Eduardo Mendicutti, “Zuleijá abre los ojos” de Guzel Yájina y “Novelas de Torquemada” de Benito Pérez Galdós.
¿Y qué recomienda leer a los jóvenes?
“La buena letra” de Rafael Chirbes, “Primera memoria” de Ana María Matute, “Cara de pan” de Sara Mesa y “Temporada de avispas” de Elisa Ferrer, contestó. Aunque en general consideró bien leer los clásicos o “ahora que tenemos tiempo”, acudir a los que compramos por impuso que hemos pensado que nos iban a gustar.

LA MADRE DE FRANKENSTEIN
Sobre “La madre de Frankenstein”, comentó que junto con las otras novelas -Inés y la alegría, El lector de Julio Verne, Las tres bodas de Manolita y Los pacientes del doctor García, cuenta en episodios la historia del Franquismo y comparte y entrelaza personajes. Como un homenaje a Benito Pérez Galdós (novelista, dramaturgo y cronista español), siguió su formato narrativo, el de episodios, dijo.
En esta novela, Aurora Rodríguez Carballeira es uno de los personajes principales. Existió y fue una mujer fascinante, vital, inteligente, tenía las condiciones para ser el ícono de la mujer en la Nueva España Republicana, comentó.
El personaje que le fascinó desde hace 30 años, era cultísima, autodidacta. Incluso, refirió, “el siquiatra del franquismo Antonio Vallejo Nájera dijo en el juicio que es un ejemplo de lo que pasa cuando una mujer lee sin la tutela de su padre, marido o director espiritual. Una mujer lee sola y acaba matando a su hija”.
La reciente novela que abarca de 1954 a 1956 y 1979, año en que el joven psiquiatra Germán Velázquez vuelve a España para trabajar en el manicomio de mujeres de Ciempozuelos, al sur de Madrid, tiene otros dos personajes centrales, el doctor Germán Velázquez Martín y la enfermera María Castejón Pomeda.

Related posts

*

*

sixteen + thirteen =

Top