Nunik Sauret, el proceso creativo como la comunión entre el ser humano, la naturaleza y el universo

Ernestina Gaitán Cruz

Casi una adolescente, Nunik Sauret supo que se dedicaría a las artes plásticas con un especial interés por la gráfica. Hoy a 50 años de trabajo continuo, celebra con la exposición “Instantes y Silencios” en el Museo Nacional de la Estampa de la Ciudad de México.

(FOTOS TOMADAS DE GALERÍA ARTE CONTEMPORÁNEO http://www.arte-contemporaneo.com.mx/ )

En la muestra que permanecerá hasta el 31 de mayo, exhibe procesos y temas en que se aprecia su interés por la naturaleza y técnicas que no dañan el ambiente. Son 88 piezas únicas como estampas en litografía, libros de artista e instalación.
A propósito de su presente exposición que abarca los dos años recientes, comenta en entrevista sus temas constantes, su interés por la naturaleza, las nuevas y variadas técnicas orientales no tóxicas que ha investigado y utiliza, así como su pasión por la gráfica.
La formación académica de Nunik Sauret Rangel (México, 1951) inició en la Escuela Nacional de Pintura La Esmeralda, con las enseñanzas del muralista Benito Messenguer y luego en el Taller del Molino de Santo Domingo con el grabador michoacano Octavio Bajonero.
Más adelante su interés la llevó a buscar más opciones para complementar sus conocimientos hasta llegar a conformar una trayectoria distinguida y reconocida por diversos creadores de la Gráfica Mexicana y a nivel internacional como artista y como maestra.
“El taller de Nunik Sauret ha sido para mí un lugar de excepción. Llegué a él cuando pensaba que todo lo referente al grabado ya había sido por mí practicado. Pero Nunik todavía me deparó muchas sorpresas. Sus “secretos” de taller los compartió conmigo, porque así es de generosa.

Además, pude estudiar, estando cerca de ella, su propia obra. No sólo grabados, sino espléndidos dibujos en punta de oro y plata y sus acuarelas de extraordinaria finura. Sus grabados, eso ya todos lo sabemos, ocupan un lugar preponderante en la gráfica mexicana de este siglo”. José Luis Cuevas (México 1943 – México 2017).

LA PASIÓN POR EL GRABADO

La artista Miembro de Número, Sección Gráfica del Consejo de la Academia de Artes desde 2016, trabaja pintura, dibujo, escultura, grabado en técnicas japonesas con tintas a base de agua y las tradicionales como aguafuerte, punta seca, aguatinta, mezzotinta y buril.

Sin embargo resalta su interés por la gráfica de la que desde los 17 años de edad quedó prendada, cuando vio la impresión de un grabado en metal del maestro Benito Messenguer, en ese entonces director de La Esmeralda.

Ahí sintió su cordón umbilical con la gráfica, dice. Fue “una revelación contundente” y desde esos años juveniles entró a ese mundo artístico en el que sigue aprendiendo cada día y sintiendo la misma fascinación y obsesión por dominar sus técnicas, por descubrir sus secretos.
En su andar, destaca su evolución de hace una década cuando cambió su manera de trabajar con materiales no tóxicos. En ese tiempo, cuenta en entrevista, buscaba hacer algo diferente. Y llegó la oportunidad cuando por invitación del también grabador Francisco Patlán, tomó cursos con maestros japoneses y conoció otros materiales.
“Había trabajado muchos años con técnicas tradicionales y occidentales y fue justo, porque las cosas llegan cuando debe de ser, fue otra vez aprender, investigar… Me atrajo porque son técnicas no toxicas. En la pintura, porque me dedico a la gráfica pero también pinto, encontré por ejemplo el temple de huevo que requiere lavar los pinceles con agua y jabón en lugar de aguarrás y tinher”.

LA NATURALEZA Y SU OBRA

Su interés por los materiales no tóxicos ha sido insistente, explica, por su salud como artista, pero también por el medio ambiente, por la naturaleza que a la vez es otro de sus temas preferidos.

En este sentido, pone como ejemplo el tema de los manglares que trabajó en el 2019 para una exposición de la Galería Arte Contemporáneo de San Miguel de Allende.
Recuerda que la motivó para investigar sobre estos ecosistemas que son un cinturón verde del planeta y que ahora están amenazados por la desforestación, la falta de ética ambiental, el uso comercial y la ganadería, dice.

Asimismo habla del Ibis, que se repite en su obra y del que ha investigado por bastante tiempo. “Es el pájaro egipcio que tuvo muchas representaciones hace miles de años. Hace poco se han encontrado grandes tumbas con ibis momificados. Y se cree que era una especie en cautiverio porque no es posible todo lo que se ha encontrado”, cuenta.

Al platicar sobre estos pájaros comparte su gozo por decir ¡esto es la vida!. “Es ver cómo de repente los ibis se extinguen y tienen que pasar tantos años donde aparece la especie y ahora están en cautiverio. De repente aparecieron”.

LA CREACIÓN ARTÍSTICA
“En mi trabajo parto de algunas cosas que me interesan. El cerebro es como una computadora, como una alacena en la que una va guardando cosas que dejan una huella, que te mueven. Porque una no puede olvidar, una participa en esta sociedad como un ser pensante y consciente.
Una va guardando todas estas cosas que aparecen después en este proceso creativo. En mi caso siempre es así y todo tiene una liga y es la naturaleza, el ser humano y el universo”.

NUNIK SAURET
Dos veces la Beca de Creadores Artísticos del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, Beca de Grabado del Centro Banff para las

Artes en Calgary, Canadá. Reconocida con premios, becas y menciones en México, Yugoslavia, Estados Unidos y Canadá. Destacan: Miembro de Número, Sección Gráfica del Consejo de la Academia de Artes. Premio de Grabado 2013, Bienal Internacional de Grabado “José Guadalupe Posadas”. Mención Honorífica, Bienal de Dibujo, Rijeka, Yugoslavia, y Bienal de Artes Gráficas Latinoamericanas, Museo Contemporáneo de Arte Hispano, Nueva York.

Su obra se encuentra en 26 museos, universidades e instituciones culturales de México, Colombia, Bulgaria, Estados Unidos, Puerto Rico y Japón como el Museo de Arte Moderno de México, El Banco de México, El Comité Internacional de Tosa-Washi, Japón, el Metropolitan Museum Art Center and Nach I, Miami, el Museum of Art Contemporany Hispanic Art de Nueva York, en la Unión Americana.

 

Related posts

*

*

two + 15 =

Top