Prohibición de venta de comida chatarra a niños puede provocar controversia jurídica contra el Congreso de Oaxaca: Coparmex

*Los diputados locales “pretende legislar sobre facultades exclusivas de la Federación” advertía el organismo empresarial el 4 de agosto

*Es  loable  que  se  busque  contrarrestar  los  efectos  negativos  del  sobrepeso  y  la obesidad  en  la  población  mexicana.  No obstante,  existen  disposiciones  que  se contraponen a la normatividad vigente en materia de educación y salud

(Comunicado de Prensa de Coparmex del 4 de agosto)

El  Grupo  Parlamentario  del  partido  Morena  en  el  Congreso  de  Oaxaca,  presentó  una iniciativa por el que se adiciona el artículo 20 bis. de la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado, con el fin de prohibir y sancionar la distribución, donación, regalo, venta y suministro de bebidas azucaradas y alimentos de alto contenido calórico a menores de edad.

El  pasado  miércoles  29  de  julio  se  votó  en  primera  lectura  el  dictamen  y  este miércoles  5  de  agosto,  se  aprobó en  el  Pleno  del  Congreso  de  la  Cámara  de Diputados  oaxaqueña.  Por  ello,  en  la  Confederación  Patronal  de  la  República  Mexicana (COPARMEX) solicitamos a los legisladores de Oaxaca que se posponga la discusión del dictamen  hasta  que  se  realicen  mesas  de  trabajo  que  permitan  escuchar  a  los  sectores involucrados, principalmente a las Micros, Pequeñas y Medianas Empresas.

La  aprobación  del  dictamen  generará  barreras  a  la  competencia  y  libre  concurrencia,  al establecer  medidas  restrictivas  sólo  a  los  alimentos  envasados,  no  así  a  alimentos preparados, a la venta en granel y a todo el sector informal. La actual situación que atraviesa el país, nos exige la colaboración de todos los sectores, para  buscar  soluciones  conjuntas  que  promuevan  el  correcto funcionamiento  de  todos  los motores de la economía, y así poder hacer frente a los distintos retos sanitarios y sociales a los que nos enfrentamos.

Coincidimos en que se debe legislar a favor de la salud de niñas, niños y adolescentes!!En lo que no coincidimos, es que las prohibiciones sean la manera correcta de atacar un problema tan delicado como la obesidad y sobrepeso.¿Prohibir sin educar?Te compartimos la postura de COPARMEX en entrevista para El Financiero TV 👇🏼👇🏼

Posted by Coparmex Oaxaca on Wednesday, August 5, 2020

Sin  embargo,  en  el Sector  Empresarial  nos  preocupa  que  desde  los  poderes  legislativos federal y locales, se procesen temas de impacto directo para distintos sectores económicos, mismos que son contrarios al objetivo de mantener los empleos y generar acciones en favor de la recuperación económica.

En particular, nos preocupa el hecho de que sin una argumentación sólida y desatendiendo las  solicitudes  de  audiencia  del  sector  privado,  los  legisladores  oaxaqueños  pretendan prohibir la venta de una serie de alimentos y bebidas a menores de edad.

Esta situación podría, eventualmente, originar un efecto contrario al esperado mediante la creación de una controversia jurídica contra el Congreso de Oaxaca, que pretende legislar sobre facultades exclusivas de la Federación establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

Con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), se estima que la medida podría impactar directamente a alrededor de 58 mil comercios, en particular a misceláneas, abarrotes, loncherías, fondas, taquerías, entre otros. Lo anterior, derivado a que alrededor del  60%  de  los  ingresos  dichos  negocios  dependen  de  la  venta  de  alimentos  y  bebidas, condición que generaría una significativa pérdida de empleos.

Adicionalmente,  la  prohibición  tendría  un  impacto  directo  en  la  economía  regional,  en particular a los pequeños y medianos productores de productos tradicionales como el cacao y  chocolate,  íconos  de  la  entidad,  que  actualmente  se  encuentran  en  riesgo  por  la  baja producción  de  la  semilla  y  la  carga  fiscal  que  se  le  ha  impuesto  en  tiempos  recientes, mermando así los ingresos de miles familias.

Además, en estos momentos Oaxaca se encuentra en una crisis económica profunda, la cual afectará principalmente a los pequeños comercios. Tan sólo a nivel nacional, se estima que derivado de esta situación, ya han cerrado más de 70 mil tiendas de abarrotes.

Asimismo,  estimamos  relevante  señalar  que  la  Organización  Mundial  de  la  Salud  (OMS) afirma  que  la  obesidad  y  el  sobrepeso  tienen  un  origen  multifactorial.  De  igual  forma,  la Organización  de  las  Naciones  Unidas  para  la  Alimentación  y  la  Agricultura  (FAO,  por  sus siglas en inglés) ha señalado que los alimentos y bebidas procesadas representan tan solo el 30% de la ingesta calórica. Es  importante  recordar  que  el  próximo  1º  de  octubre  se  prevé  la  entrada  en  vigor  de  las recientes  modificaciones  a  la  Norma  Oficial  Mexicana  NOM-051-SCFI/SSA1-2010,  en materia  de  etiquetado  frontal  de  alimentos  y  bebidas  no  alcohólicas,  el  cual  tendrá  como objeto informar al consumidor sobre el contenido de los productos.

Por tal motivo, consideramos que es menester esperar a la implementación de las políticas de carácter federal y valorar su efectividad con base en su ejecución, previo a implementar medidas coercitivas que puedan dañar el patrimonio de miles de oaxaqueños, sin evidencia alguna que sustente o justifique la medida.

En  la  COPARMEX  hacemos  un  respetuoso  exhorto  a  la  Junta  de  Coordinación  Política (JUCOPO) del Congreso de Oaxaca, para no castigar a los comerciantes locales y posponer la votación de la reforma propuesta, en tanto no se realiza un análisis integral de la misma y se  promueve  un  diálogo  con  los  distintos  sectores  económicos  y  sociales  de  la  entidad, permitiendo construir un proyecto en beneficio de la niñez sin afectar la economía.

*

*

seventeen − 4 =

Top