Reportan misteriosa muerte de cientos de elefantes en África

*Autoridades de Botsuana descartan que los elefantes muertos hayan sido víctimas de cazadores furtivos.

Cientos de elefantes murieron misteriosamente en el famoso Delta del Okavango en Botsuana, dijo el jueves el jefe de la autoridad encargada de preservar la vida silvestre de ese país, descartando la caza furtiva. Los colmillos de los elefantes muertos se encontraban intactos, añadió el funcionario.

El país del sur de África tiene la población de elefantes más grande del mundo, que se estima en alrededor de 130.000.

“Hemos recibido informe de que 356 elefantes aparecieron muertos en el área al norte del Delta del Okavango, y hasta ahora hemos confirmado 275”, dijo a la AFP Cyril Taolo, director interino del departamento de Vida Silvestre y Parques Nacionales.

Dijo que la causa de las muertes aún no se había establecido, pero señaló que que el ántrax también se había descartado como posible origen de las muertes.

“No sospechamos de cazadores furtivos ya que (los) animales fueron encontrados con colmillos intactos”, dijo.

Se recolectaron muestras y se enviaron a Sudáfrica, Zimbabue y Canadá para su análisis.

Se informaron muertes similares por primera vez en mayo cuando las autoridades encontraron 12 cadáveres en solo una semana en dos aldeas en el noroeste del país.

Muertes sistemáticas de elefantes

Los últimos descubrimientos fueron señalados por una organización de conservación de la vida silvestre, Elephants Without Borders (EWB), cuyo informe confidencial se refería a los 356 elefantes muertos. El documento se filtró a medios el miércoles pasado.

EWB sospecha que elefantes han estado muriendo en el área durante aproximadamente tres meses.

Según el informe, “el 70 por ciento de los cadáveres de elefantes habían muerto hace aproximadamente un mes, y el 30 por ciento de los cadáveres parecían frescos, con un día a dos semanas del deceso”.

“Hay evidencia de que elefantes de todas las edades y sexos están muriendo”, dijo el informe escrito por el director de EWB Mike Chase.

Asimismo, varios elefantes vivos se encuentran sido débiles, letárgicos y demacrados, y algunos muestran signos de desorientación, o dificultad para caminar, dijo EWB en su reporte.

Habitantes de la zona comentaron que vieron a varios elefantes caminando en círculos, lo que sugiere que posiblemente algún patógeno o algún veneno haya perjudicado su sistema neurológico.

Por su parte, la falta de buitres en los cadáveres también hizo que los lugareños sugirieran que la causa de estas muertes no responde a un fenómeno natural.

Pese a que la población de elefantes en África está disminuyendo como consecuencia de la caza furtiva, en Botswana está aumentando. El país, ubicado al sur del continente, alberga un tercio de los elefantes de África. En los últimos tiempos aumentó su población de 80.000 a 130.000 gracias a las reservas bien administradas. En el delta del Okavango, hay unos 15.000.

Sin embargo, los animales siguen bajo amenaza por parte de los agricultores, quienes los ven como una molestia por la destrucción de los cultivos.

El año pasado, el presidente Mokgweetsi Masisi levantó una prohibición de cinco años de la caza mayor, impuesta por el anterior presidente Ian Khama. Pero las restricciones de traslado por el coronavirus hicieron que la temporada de caza no creciera este año.

McCann consideró que estas muertes son un “desastre de conservación”, y acusó a las autoridades del país de no proteger uno de sus activos más valiosos.

Related posts

*

*

1 × 3 =

Top