El artista pinta para abrir ventanas a otras dimensiones: Diego Álvarez “Ocote”

*Seducir y provocar reflexiones sobre la vastedad del universo, son las intenciones del artista creador de la muestra Multiverso.

* El expositor se vale del aerosol y acrílico para realizar 20 piezas que pretenden llevar de la mano al espectador por un universo microscópico.

Diego Álvarez, conocido como “ocote, en el mundo del street art, pinta para darle gusto a su alma y ser libres, pues considera que el acto de pintar es algo sagrado y está lleno de libertad. Su pintura, afirma, es espontánea, intuitiva, automática, no racional, no planeada, debido a que lo que él busca es externar y plasmar el flujo energético del mundo que habita en su interior y  que él ve como el universo que nos rodea.

El opening para Multiverso de Diego Álvarez ‘Ocote’, será el próximo miércoles 4 de noviembre, a las 19:00 horas, a través de la plataforma:

Facebook Live – @galeriacasalamm

El artista explicó que su más reciente muestra titulada Multiverso está conformada por piezas que “remiten tanto a microorganismos, a un universo microscópico, como al universo y a esas atmósferas cósmicas, en las que el tiempo y el espacio se doblan, generando realidades alternas, como si mis cuadros fueran portales a otras dimensiones”.

Tras recordar que cuando pintaba murales en la calle, su inspiración provenía de las culturas del México prehispánico, Diego Álvarez puntualizó que particularmente para esta muestra (que desarrolló en confinamiento), su proceso fue espiritual y meditativo, es decir, su búsqueda fue sin bocetos, ni planes previos a sus piezas.

“Como artista callejero los colores neón siempre han sido ‘mi sello’, pues remiten al futuro y son muy llamativos. Me interesa el contraste de los colores más brillantes del espectro contrapuestos con el negro y el blanco para generar un juego de equilibrios cromáticos. Esta serie la entiendo también como la antesala de un nuevo estilo para mis murales callejeros”.

Siempre pintó figurativamente y el hecho de incursionar ahora a la abstracción ha sido un proceso, para el expositor, de mucho aprendizaje, de mucho valor, pero también de mucho placer, pues ha encontrado en esa corriente un mayor coraje y valentía para enfrentarse al lienzo, ganando en este proceso mucha seguridad.

El primer acercamiento de Diego Álvarez al mundo del arte se lo debe a su hermano y a su padre, pues éste lo llevó a ver sus primeras exposiciones que marcaron su infancia y su visión del arte, con obras de Dalí y Leonora Carrington, aunque con el paso del tiempo su interés cambió por el arte callejero con Shepard Fairey (OBEY), Banksy, Keith Haring y BLU, hasta llegar a los proyectos de arte público o interactivo con Krzysztof Wodiczko, Joseph Beuys y Pedro Reyes.

Diego Álvarez, socio fundador del taller y centro cultural La Buena Estrella, lleva más de 10 años produciendo proyectos de arte público interactivo y de street art, adueñándose de materiales como el aerosol para crear piezas donde mezcla el collage y la pintura, y en esta muestra ahora más volcado a la abstracción y a no trabajar bajo un plan previo.

“El confinamiento hizo queme volcara a mi interior, me atreví a entregarme a la libertad y soltura del gesto espontáneo, donde la construcción de cada pieza sigue un lenguaje que tiene códigos y sintaxis claras para mí. Me encuentro en un proceso de maduración, de exploración, de experimentación y descubrimiento, en el que cada etapa es una capa de suma experiencia”.

El espectador encontrará una muestra original y poco común, donde cohabitan colores neón y composiciones vertiginosas, que invitan a adentrarse a otras realidades y atmósferas, pues su creador busca que el espectador sea seducido por estos paisajes cósmicos y se convierta en una oportunidad de asomarse a un universo amplísimo, que habita fuera y dentro de nosotros mismos.

Related posts

*

*

12 + 4 =

Top