En regla intervención del inmueble histórico del portal Benito Juárez

Salvador Flores Durán
Oaxaca.- La arquitecta restauradora Flor Cantón, informó que la intervención del inmueble histórico que se realiza en la esquina del portal Benito Juárez, en la esquina del zócalo capitalino, cumple con todos los lineamientos legales y que en breve se continuará la restauración, ya que desde el año 1842 la edificación contaba con un segundo nivel y está considerado como una inmueble catalogado e histórico.
La responsable del proyecto de restauración, explicó que el Instituto Nacional de Antropología e Historia y la Dirección del Centro Histórico, clausuraron temporalmente las obras con el argumento de que no se había presentado la totalidad del proyecto, cuando una obra como esta se tiene que trabajar por partes para recuperar los elementos históricos del inmueble.
Cantón explicó que cuentan con los permisos preliminares y presentarán la totalidad del proyecto para su autorización, cuando anteriormente se realizaba por etapas.
Dijo que este miércoles ingresarán otra parte del proyecto y el jueves darán una respuesta favorable porque la obra no tiene ninguna anomalía y ha habido retrasos en la entrega de las licencias.
La obra donde se localizaba en la parte de abajo un café y dos restaurantes fue suspendida el miércoles de la semana pasada con el argumento de que se destruía el inmueble histórico, cuando se trata de una intervención con bases históricas y apegada a la ley.
Cantón señaló que el segundo nivel estaba desde el año 1848, “hay antecedentes históricos de que tenía un segundo nivel. El portal lo fueron denominando según los comercios que había ahí y según los propietarios. En una época se llamó de La Estrella por un personaje que vivió ahí y era el propietario, y luego lo llamaron el portal de ropa, luego de Quiñones, y después el portal de Mercaderes y ahora portal Benito Juárez”.
El inmueble contaba actualmente con una construcción en el segundo nivel pero no se apreciaba desde el exterior porque tenía un pretil muy alto. La especialista en restauración arquitectónica indicó que no hay referencias históricas exactas de los años en que cambiaban el nombre del portal.
En regla intervención del inmueble histórico del portal Benito JuárezDijo que en este tiempo de clausurada la obra les robaron la madera, el tapial, robaron la herramienta de los albañiles, y no se puede dejar ni varillas que les pueda servir a quienes mantienen el plantón en el zócalo capitalino demoler o hacer alguna tropelía.
Recalcó que todo está bajo las normas que establece el INAH y se continúa con la tramitología, aunque cuestionó que no hay ninguna flexibilidad cuando los propietarios no son pudientes ni las personas que lo intervienen.
“En un inmueble de esta calidad histórica no puede ser así porque cuando va uno trabajando van saliendo cosas. Con los años fueron tapiando, fueron quitando partes, es un proceso muy complicado y se vuelve como muy burocrático el trámite”, indicó.
Recalcó que “no habrá ningún problema con el segundo nivel. Está registrado que lo tenía y podemos apelar a esa anterior estado de cómo era el inmueble, y de hecho tenía un segundo nivel actualmente pero no se veía por el pretil muy alto”.
Dijo que el segundo nivel no es algo nuevo pero estaba construido de manera desordenada, “los propietarios anteriores fueron modificando según sus necesidades y con materiales que tenían a la mano, era un desorden con los materiales y sistemas constructivos”.
Explicó que con la intervención se trata de darle una mejor apariencia y volumetría y porque está ubicado en una esquina bastante representativa, “de hecho todos los portales del Zócalo de Oaxaca tienen segundo nivel y han tenido segundo nivel desde años atrás”.
Dijo que para intervenir un inmueble de esta calidad histórica se conformó un equipo multidisciplinario, con arquitectos creadores del proyecto contemporáneo, una arqueóloga, un ingeniero civil, y la restauradora.
Indicó que el inmueble ya estaba muy deteriorado y ninguna institución da apoyo a los propietarios para poder rehabilitar esos inmuebles históricos, por lo que muchos de los inmuebles catalogados ya fueron demolidos totalmente en el Centro Histórico.
Citó los casos de un inmueble incluso catalogado en la calle de Abasolo, y otro más que estaba enfrente de El Llano y que convirtieron en estacionamiento público, aunque no tenía valor histórico porque era un edificio contemporáneo, y para hacer la demolición “tenían que hacer un trabajo de calas, de arqueología urbana y salvamentos, porque colindaba con un monumento histórico, la Iglesia del Patrocinio”.
En el libro Crónicas del Oaxaca de hace 50 años, escrito por José María Bradomín, escribe que el Portal de Mercaderes se conoció en “la época del coloniaje”, se le conoció como Portal de Quiñonez, y también portal de la Estrella, “y rebautizado actualmente por el fanatismo politiquero con el nombre del más sagrado de sus santones, no era tan bullicioso como el Flores, pero alojaba a las más importantes casas del comercio, entre ellas la ferretería El Golfo de México, de don Tereso Villasante; la sastrería del señor Vargas, los almacenes “Al Modelo”, de los hermanos Ruiz Bravo, el cine llamado “Salón Venecia”, el expendio de los famosos charros galoneados del señor Colmenares, y la tienda de ropa El Importador.

Related posts

*

*

19 − two =

Top