Troquilino / El Espejo / A la naturaleza/ El hueco

La actual entrega del Taller Tarde de Papel, esta integrada por siete trabajos poéticos con miradas femeninas. Bellos cuadros bordados con palabras que entretejen la naturaleza y el cuerpo humano dando color, textura y aroma a cada composición. Excelente collage poético de gran creatividad. Es para disfrutarlo y gozarlo. En esta edición presentamos cuatro poemas.

Gracias a crónicadeoaxaca.com su generosidad para la publicación de nuestra obra.

Atentamente,

Alicia Alarcón.

Contactos:

Whatsapp 7771613123

Facebook Alicia Alarcón

Instagram Alicia Alarcón

&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&&

“A la naturaleza”

                                                                                                       Alicia Alarcón

                                                                                                    Entre ripios y piedras

            impávida resiliencia, brotas.

Gris masa agrietada

tu rostro cambia con la flores, hojarasca y basura 

que se mezclan

camuflando tus horribles entrañas

Eres tan efímera…

sólo duras una noche,

No importa.

Yo, espero.

El hueco

Yolanda Colina Torres

Hoyo  que lacera

crece, descarna como un socavón

raspa, cruje ,

está ahí, en la sala, en la cocina, en mi cuarto

me acompaña como perro faldero

duerme conmigo

trato de engañarlo, trato de olvidarlo

Incrustado, pelea por estar

por hacerse presente con piruetas y burbujas lacerantes

calando hondo aunque parece dormitarse a ratos.

La palma de mi mano lo acaricia,

despierta furioso erupcionando

ruge y me desinfla.

Busco con urgencia las armas

le lanzo  balas redondas

saetas oblongas

blandas Verdosas

papillas insaboras.

No funciona cerrar las puertas

ni bañarlo con leche tibia a media noche

Vuelve, ocupa todo el espacio, mi mente, mis pasos

como puño en el estómago se clava

cual gemelo en mi corazón

presenciando el dolor de los ausentes.

Irritante hueco

¡Ya no estarás ahí!

Mi mucosa …….renacerá

El Espejo

Lourdes Salgado

 Cae la noche húmeda y fresca por las lágrimas que el cielo derrama

limpia sus ojos y ve la claridad del infinito

emitiendo ese sonido de lluvia ligera.

La dama despierta nostálgica

se mira al espejo, sonríe, y él también

contempla las líneas de experiencia en sus ojos, y él también

se observa lo fuerte y frágil que es, y él también.

Se acaricia la mejilla, enjuga sus lágrimas, y él también.

Entonces ella cae en la cuenta de que no está sola, y él también.

*

*

two × one =

Top